Médicos a tu Domicilio

Lunes a Domingo - 08:30 hrs. a 20:00 hrs.
   +569 7961 7237

Gastritis

Gastritis

La gastritis ocurre por la hinchazón o inflamación de la mucosa que recubre las paredes del estómago. Este revestimiento del estómago contiene células que ayudan en la digestión segregando enzimas y ácidos. Cuando hay inflamación de producen molestias.

La gastritis puede durar sólo por un corto tiempo (gastritis aguda). También puede perdurar durante meses o años (gastritis crónica)

Las causas de gastritis más comunes son:

- Algunos medicamentos tales como ácido acetilsalicílico (aspirina) o ibuprofeno

- Infección del estómago por bacteria (Helicobacter pylori.)

- Consumo excesivo de alcohol o ingesta de sustancias corrosivas.

- Ingesta de alimentos picantes - Exceso de tabaco

- Reflujo biliar (reflujo de bilis hacia el estómago)

Esta se puede clasificar según su duración y síntomas:

Gastritis aguda Este tipo de gastritis dura algunos días y recién desaparece cuando lo hace el agente causante (por ejemplo el exceso de alcohol, el consumo prolongado de algunos medicamentos o incluso el estrés)

Gastritis Crónica En estos casos, la enfermedad puede durar meses incluso años. La principal causa de este tipo de gastritis es la infección por la bacteria Helicobacter pylori. Otro motivo puede ser la alcalinización del pH del estómago (reflujo biliar)

Diagnóstico

El agente causante tiene estrecha relación con la duración y gravedad de la enfermedad. En la mayoría de los casos la gastritis se controla cuando desaparece el agente o afección que la provoca.

Las complicaciones más frecuentes son el sangrado y el incremento de probabilidades de padecer cáncer de estómago. Hay veces que la mucosa que recubre el estómago permanece alterada por mucho tiempo provocando que los ácidos causan úlceras.

Para detectar una gastritis se pueden realizar exámenes que analizan el nivel de los glóbulos rojos y detectan de esta forma una anemia que puede producir debilitamiento del revestimiento estomacal. También se puede realizar una gastroscopia, con esta se comprueba el interior del estómago y el estado de las mucosas.